¿QUÉ TIPOS DE FRENOS DE MANO HAY?

Frenado mecánico de las ruedas traseras

En la mayoría de los coches la palanca del freno manual tiene dos posiciones, abierto o cerrada (cuando la palanca se sitúa abajo se considera abierto, por contra, cuando se sitúa arriba se conoce como cerrado) y ejerce su función sobre las ruedas traseras mediante un sistema de frenado que cuenta con cables de metal flexible. 

Al subir la palanca, los cables transmiten la fuerza aplicada por el conductor a las varillas de presión, que de la misma manera, actúan sobre las ruedas traseras haciéndolas frenar. Para desbloquear las ruedas traseras, el conductor debe levantar la palanca de freno de mano, mientras presiona el botón que encontraremos en el extremo, hasta colocarla en su posición inicial o abierto. 

Freno de mano eléctrico

Cada vez son más los coches modernos que incorporan entre sus componentes el sistema de freno eléctrico, en el que es el propio motor el que actúa sobre los mecanismos de frenado. 

En el caso de este freno, el conductor únicamente deberá pulsar un botón y las ruedas traseras frenarán de forma automática. Entre algunas de sus ventajas encontramos que no tenemos la necesidad de estar moviendo la palanca del freno de mano común y nos ahorramos el hacer fuerza para abrirlo/cerrarlo.

De estas acciones se encarga el sistema eléctrico del coche, ajustando la intensidad de la frenada o evitando posibles movimientos al aparcar en lugares con desnivel. Además, el freno de mano no solo se activa automáticamente cuando el conductor estaciona el coche y apaga el motor si no que también desbloquea las ruedas cuando el conductor abre la puerta, se pone el cinturón y pone en marcha el motor.

Freno de mano hidráulicos

Los frenos de mano hidráulicos destacan por su sencillez y alta fiabilidad a la hora de frenar. A diferencia del freno de mano mecánico, este trabaja mediante un cilindro hidráulico.

La principal ventaja de un freno manual hidráulico es que no tiene cables con lo que el nivel de mantenimiento se reduce considerablemente, además, de que su mantenimiento es bastante sencillo. Además, el hecho de que use frenos de discos, que son más seguros, y el equilibrio de la presión en toda la línea hidráulica hace que mejore muchísimo la calidad de frenado. No obstante, también tiene desventajas, como pueden ser la descompresión no controlada de la línea hidráulica, que podría llevar a fallos y problemas con el freno de estacionamiento. Ahora bien, es como todo, de igual manera pueden romperse los cables de freno de un sistema mecánico.

PRINCIPALES AVERÍAS DEL FRENO DE MANO, ¿CÓMO DETECTARLOS?

El freno de mano es una pieza muy importante en cualquier tipo de coche y vehículo, por lo que es muy importante que seas consciente de los problemas más comunes de esta pieza y como poder detectarlos:

El freno de mano no frena como debería. Esta es una de las averías más escuchadas y ocurre, normalmente, cuando no hacemos un correcto mantenimiento y revisión de esta pieza. Algunas de las causas son:

 

  • Mal estado de las levas. Es muy importante que revises el estado de desgaste o deterioro de tus levas. En caso que estén en mal estado, lo recomendable es que lo cambies lo antes posible, ya que, continuar con ellas así puede generarte problemas.
  • Mal funcionamiento debido a claves dañados. Si algún cable o la varilla no se encuentran en las condiciones óptimas (están dañados o doblados), el freno funcionará mal. Es recomendable que le eches un ojo a las articulaciones y que revises que estén bien engrasadas para verificar que el cable de mando funciona como debería. 
  • Mal funcionamiento debido al tensor. Si el tensor del freno de mano está flojo es posible que afecte a la pieza, este cable suele aflojarse cuando le damos un uso continuo. 

Tengo que hacer mucho esfuerzo para poder levantar el freno de mano. Si cuando te encuentras en desnivel, por ejemplo en una subida, poner el freno requiere que tengas que hacer muchísimo esfuerzo, puede ser que tengas problemas con el cable de mando o las varillas. Los pasos a seguir para revisar esta posible avería es:

 

  • Revisa que los cables estén debidamente engrasados
  • Mira el estado y el nivel de desgaste de las pastillas o forros de los frenos del tambor
  • En el caso de que tu palanca no se mantenga cuando frenas en subida, podría tratarse de que el trinquete de fijación o el dentado están rotos, y es posible que tengas que cambiar la pieza al completo. 

No se enciende la luz cuando pongo el freno de mano. En el caso de que al accionar el freno de mano no te aparezca en el tablero la luz del freno de mano debes echar un vistazo a lo siguiente:

 

  • Puede ser que la luz esté fundida. Es tan sencillo como reemplazarlo para que funcione bien, recomendamos que compruebes, si tienes los conocimientos, que la luz funciona correctamente. 
  • No hace bien el contacto con el interruptor automático. Podría ser que el interruptor se encuentre atascado u oxidado y esto hará que cuando se accione el freno no haga circuito. Debes llevar un mantenimiento de este componente.

Debes de tener algo en cuenta y es que es fundamental llevar un control, revisión y mantenimiento de tu vehículo para que funcione bien y no te de problemas. Hacer una revisión periódica te librará de muchos fallos, reparaciones y dinero.

 

144,00
129,60
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad