CÓMO SABER SI EL EMBRAGUE DEL COCHE VA A ROMPERSE

El embrague es una pieza fundamental dentro del funcionamiento de un vehículo, es por ello que conviene hacer una sencilla comprobación para asegurarse del estado de nuestro embrague. Además, es recomendable, también, si el coche ha estado parado o sin funcionar durante un largo periodo de tiempo.

La prueba consiste en lo siguiente: con el coche encendido y detenido en una zona llana y, sobretodo, con espacio de seguridad, embraga el coche, mete la relación o marcha más larga de la que disponga el modelo (por lo general, se tratará de quinta o sexta) y suelta de golpe el pedal.

Si el embrague está en buenas condiciones, el vehículo deberá calarse al instante. Si no sucede esto, podría significar que el disco del embrague comienza a patinar y sería necesario revisar su estado, ya que, su vida útil podría estar acabando.

Esta acción no únicamente puedes hacerla en tu vehículo, sino que también es muy interesante a la hora de buscar y revisar un coche de segunda mano. Podría evitarte bastantes disgustos y dolores de cabeza.

¿Por qué patina el embrague?

Al encontrarnos con un embrague que patina hay algunos factores que son evidentes como puede ser que al acelerar el motor se revolucione más de lo que debería pero el coche no gane más velocidad, con la proporcionalidad habitual. Si el embrague está bastante deteriorado, podría, incluso, no ser capaz de subir una pendiente. El componente, ya no es capaz de hacer una transmisión de potencia tan directa entre el motor y las ruedas, ya que resbala, y parte de la potencia se pierde en ese rozamiento, haciendo que no llegue a las ruedas. 

Si después de leer esto, crees que tu coche cumple con los síntomas… Sería un buen momento para revisarlo porque el fin podría estar a la vuelta de la esquina.

¿Cuánto cuesta cambiar un embrague?

El precio de un embrague o el coste de sustitución de este es algo muy relativo, ya que, dependerá del tipo, calidad general y otros aspectos como puede ser la potencia del coche.

Pero por lo general no es una reparación barata y es posible, que incluso en los automóviles más sencillos, se aproxime a los 700 u 800 euros. En el caso de utilizar, por ejemplo, un embrague bimasa encontraríamos que es algo más caro pudiendo suponer entre 300 o 400 euros de sobrecoste. 

Si ya sabes lo que estas buscando selecciona tu coche

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad