CÓMO USAR EL EMBRAGUE PARA QUE DURE MÁS

Un embrague, bien utilizado, puede durar más de 200.000 kilómetros e incluso de 300.000, de la misma manera otro que no se haya cuidado y tratado bien puede morir a los 100.000. El embrague no es precisamente barato de reparar o de sustituir, así que es una muy buena idea intentar cuidarlo lo máximo posible

Por lo general, no se debería pisar el embrague al mismo tiempo que el acelerador, aunque al iniciar la marcha es complicado cumplir con esto. Lo recomendable, es encontrar el equilibrio y coordinación para ir soltando el embrague mientras presionas el acelerador sin provocar tirones. Cuanto menos tiempo presiones los dos pedales a la vez, mucho mejor.

Una vez ya hayas puesto el coche en marcha, el funcionamiento recomendado es totalmente diferente. Debe ser como un botón o un interruptor, pisar el pedal a fondo, meter la marcha correcta y soltarlo por completo, sin acelerar mientras estés presionandolo. 

Existen muchas malas prácticas y usos que harán que el embrague dure menos de lo que debería, muchas de ellas las hacemos la mayoría de nosotros, aún sabiendo que no están bien. La más común es empezar a acelerar con el pedal todavía pisado o, también, circular con el pie izquierdo encima del pedal, ambas, hacen que el disco, a la larga, resbale y se desgaste antes de tiempo. 

Entre otros errores está el de intentar salir a toda velocidad de un semáforo o la constante subida del vehículo a bordillos. Si dispones de parking o sueles transitar por pendientes o cuestas en lugar de jugar con la coordinación  del embrague y el acelerador intenta usar el freno de mano. Cuando el coche haga el amago de moverse, entonces solo tendrás que soltar el freno de mano mientras sigues acelerando y no pondrás en riesgo a tu embrague. 

CÓMO CAMBIAR EL EMBRAGUE DEL COCHE

El embrague es una de las piezas fundamentales del coche, si no funciona correctamente podrías, incluso, no poder cambiar ni de marcha. Es un cambio que no se suele hacer, ya que estamos hablando de una pieza con bastante resistencia al paso del tiempo, pero si das un gran uso al coche o tu coche utiliza un volante bimasa es muy probable que en algún momento tengas que hacer este cambio.

Antes de empezar debes saber que es un cambio complicado y solo apto para personas que tengan conocimientos avanzados en mecánica. Si tienes los conocimientos, con tiempo, paciencia y con los trucos que te damos en este artículos sabrás cómo cambiar el embrague del coche.

QUÉ ES UN VOLANTE BIMASA Y EN QUÉ INFLUYE AL EMBRAGUE

La función de un volante bimasa es tanto acumular inercia como absorber las vibraciones que ocurren durante la combustión, evitando que pasen a la caja de cambios. Por lo que es una pieza estrictamente relacionada con el embrague, además, es donde se apoya.

Pero… si queremos saber cómo cambiar el embrague, ¿por qué hablamos de esta pieza? Porque si se estropea o rompe tendrás, casi con toda seguridad, que cambiar el embrague. Además, no se trata de un cambio especialmente barato.

CÓMO CAMBIAR EL EMBRAGUE DEL COCHE 

Herramientas necesarias

  • Guantes

Así no te mancharás ni tus manos correrán peligro

  • Gato hidráulico

Es necesario para levantar el coche y realizar el cambio de embrague

  • Columnas de soporte

Nos ayudará a manipular con una mayor facilidad y comodidad, además de mantener el coche elevado

  • Caja de herramientas

Las herramientas que emplearemos serán: llave, cruz, carraca, llave torx, destornilladores y dinamométrica. 

  • Lija fina

Gran ayuda para limpiar el volante motor.

  • Centrador de embrague

En algunos kits de embrague ya lo incluye, en caso de no venir será importante disponer de él.

Una vez ya dispongas de todo este material es momento de ponerse manos a la obra y lo conseguirás en tan solo 9 pasos.

  • Levanta el coche

Eleva el coche con el gato hidráulico y utiliza, también, las columnas de soporte para fijarlo y mantenerlo estable durante todo el cambio.

  • Quita la rueda delantera izquierda y desconecta la batería

Quita las dos ruedas delanteras del coche utilizando la llave cruz y tira de ella cuando ya hayas soltado cada uno de los tornillos. Una vez hecho esto, desconecta la batería. Para hacerlo, solo tienes que buscarla en el capó y quitar la terminal negativa (la de color negro) y después la positiva (la de color rojo), jamás intentes hacerlo al revés. Dependiendo del modelo de tu vehículo será necesario sacarla para aumentar el espacio para maniobrar.

  • Desmonta las piezas que están conectadas al embrague

Para acceder al embrague hay que quitar, en el siguiente orden:

  • Controles de la caja de cambios
  • Control de embrague
  • Motor de arranque
  • La transmisión y los sensores de la caja de cambios

Deberás tener cuidado ya que hay piezas delicadas como la caja de cambios, es una pieza que por sí sola puede llegar a pesar 30 kilos y para sacarlo es posible que necesites ayuda. Además, para que no haya disgustos, es recomendable usar un gato hidráulico para que no se te caiga encima. 

Recuerda que tienes que quitar todas y cada una de las conexiones de la propia caja de cambios y del resto de elementos pero acuerdate como van conectadas, para hacerlo posteriormente, ya que un fallo a la hora de volver a conectarla podría dañar el coche. 

  • Saca el plato y el disco de embrague

Delante de ti tendrías que ver el plato del embrague, el cuál tiene tornillos que tendrás que sacar. Cuándo los tornillos estén fuera, podrás sacar el plato y el propio disco.

  • Limpia el volante motor

Muy probablemente, el motor esté lleno de óxido, por lo que es necesario que con la lija lo limpies. Hazlo con especial cuidado, si lo dañas tendrás que comprar uno nuevo y no es demasiado aconsejable para tu bolsillo.

  • Monta el nuevo disco de embrague

Dentro del kit de embrague debería haber un centrador de embragues. Si tu kit no lo trae, tendrás que comprar uno para poder hacer el cambio.

Una vez lo tengas, inserta el nuevo disco con el centrador, vuelve a apretar los tornillos y retira el centrador para terminar con el cambio de disco. 

  • Monta el nuevo cojinete

Al quitarte la caja de marchas deberías haber extraído también el cojinete, por lo que ahora solo tendrás que colocar el nuevo en el sitio en el que estaba el antiguo. 

  • Vuelve a todas las piezas

¿Te acuerdas del paso 3? Ahora toca que todo lo que habíamos desmontado lo vuelvas a montar, con el mismo orden. Si no te acuerdas el orden es el siguiente: 

  • Sensores de la caja de cambios
  • Transmisión
  • Motor de arranque
  • Control de embrague
  • Caja de cambios

  • Arranca el motor y comprueba el embrague

Cuando tengas todo montado y todas las piezas estén en su sitio, enciende el motor y prueba el embrague. Deberá estar a la altura del pedal de freno y el recorrido deberá ser el normal, el que ya tuviera el anterior. Si funciona todo correctamente, vuelve a montar las ruedas y ya habrás acabado con el cambio de embrague.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad